Contralores de Uno Salud: Guardianes de la calidad

Fotografia guardianes de la calidad

En Uno Salud la atención de calidad es lo primero y el área de Contraloría Clínica se creó para garantizarlo. Compuesta por un equipo de profesionales de primer nivel -los Contralores- se encargan de dar a los pacientes la tranquilidad de estar bien atendidos y asegurar que la información de sus tratamientos sea registrada de manera estricta.

La Contraloría Clínica  tiene la importante función de dar la seguridad al paciente que el trabajo prestado por los odontólogos de la red cumple con los estándares y procedimientos odontológicos requeridos por ley.

Los contralores son los encargados de fiscalizar la calidad del trabajo de las clínicas a nivel nacional, conformada por más de 1.000 odontólogos, entre diagnosticadores y especialistas. El trabajo de los “guardianes de la calidad” consiste en hacer visitas frecuentes a las clínicas, asegurarse que los procedimientos son los correctos y revisar sistemáticamente la documentación de los tratamientos.

¿Estoy diagnosticando bien? ¿Soy preciso en lo que hago? ¿Es ese el tratamiento indicado?, son preguntas que los odontólogos de Uno Salud deben hacerse todos los días, precisamente porque están siendo medidos con altos estándares de calidad de la Contraloría Clínica.

 

Control en terreno

“Mi idea siempre fue tener un equipo de dentistas en terreno, para garantizar a los pacientes una correcta indicación y ejecución de los tratamientos.  Así se formó hace años el área de Contraloría Clínica, considerando que nuestra prioridad es la calidad”, comenta Francisca Contreras, Subgerente Clínico de Uno Salud.

El sistema hoy funciona como reloj en toda la red. Los profesionales de Contraloría viajan todo el año a terreno para asesorar a las clínicas, a sus dentistas, e incluso, contactarse directamente con los pacientes. Esto, porque los contralores realizan dos tipos de revisiones: la Contraloría de Diagnóstico y la Contraloría de Tratamiento.

¿En qué consiste cada una? La contraloría de diagnóstico trabaja con los pacientes de la agenda diaria de la clínica. Primero el odontólogo diagnosticador ve al paciente y toma las radiografías, luego el contralor en terreno revisa al paciente por su parte. Cada uno llega a su propio plan de tratamiento y después se juntan a resolver. “El objetivo es ser preciso en el diagnóstico y cuando ambas partes están de acuerdo se le presenta el plan de tratamiento al paciente.”, explica Francisca.

En la Contraloría de Tratamiento,  se revisa a los pacientes que ya terminaron todo su procedimiento y que probablemente siguen en la clínica viendo a otros especialistas, “un Contralor puede proponerle a un paciente revisar la endodoncia que se realizó hace dos meses, por ejemplo, para realizar un control de calidad del tratamiento”.

La importancia de las radiografías

Como clínica odontológica integral, Uno Salud dispone de tecnología de vanguardia en cada una de sus áreas clínicas, en especial con apoyo de Rayos X para que el diagnóstico sea certero. De hecho, la radiografía es también una de las principales medidas de calidad que ha dispuesto la Contraloría Clínica para dar garantía de salida de los tratamientos de los pacientes.

“A todo paciente que se interviene -ya sea con una resina o después de la extracción de un diente, por ejemplo- se lo invita a sacar una radiografía. Por eso, en nuestros boxes dentales le avisamos al paciente que exija su radiografía de salida”, explica Francisca Contreras.

Estas y otras prácticas reafirman nuestro compromiso de entregar atención de calidad en todo Chile.

Agenda tu hora de Arica a Puerto Montt ingresando aquí http://bit.ly/2WHfpHP

Escribe un comentario